Fábulas

Existe algo hermoso en las fábulas que se cuentan. Siempre tienen algo oculto, escondido entre sus líneas. Transmiten enseñanzas, nos regalan moralejas o, simplemente, nos dicen algo que ni siquiera eramos conscientes de que necesitábamos saber. Las fábulas nos cuentan experiencias, situaciones, vivencias... en las que todos podemos identificarnos en algún momento de nuestra vida. Pero nos las presentan como algo ajeno a nosotros mismos y eso nos da el poder de relativizar, de aprender de lo que a eso otros ficticios les ocurre y evitar las mismas consecuencias en nuestras vidas. En este sección dejaré volar mi imaginación para traer historias con las que entretener y aprender. Muchas estarán basadas en mis propias experiencias pero quiero animaros a que, si tenéis alguna sugerencia, me la mandéis sin dudarlo. ¿Y tú? ¿Qué quieres leer hoy?

  • La despedida
    Fábulas

    La Despedida

    Todo el mundo lo sabía. Todos eran conscientes de ello pero nadie lo decía. Nadie quería ser el o la primera en decirlo, en traerlo al mundo real. Si no se le ponía nombre a aquello que estaba pasando, entonces...…

  • Fábulas

    La Mariquita

    No importa el lugar del mundo en el que te encuentres, la mariquita siempre es capaz de dibujar una sonrisa en nuestros labios.

  • Fábulas

    La Hija de la Noche

    Narem miró al cielo estrellado. Hoy era una de esas noches de invierno. Fría, oscura, sin luna. Alzó su mirada como había hecho en innumerables ocasiones. La luna negra era conocida por acercar la oscuridad a la tierra. Las sombras…

  • Fábulas

    El halcón y el sauce

    La velocidad, eso era lo que más le gustaba al halcón. El sauce que sentía lástima por él. Por ello siempre trataba de reconfortarle. Aquella vida que llevaba... siempre con prisas, ni un solo minuto de descanso, de paz.

  • Fábulas

    La libélula y el Dragón.

    Esta es una historia que tuvo lugar en un tiempo que es anterior a nosotros. En un lugar que no necesita nombre. Esta es una historia ficticia pero, si me preguntas, te diré que es tan real como el aire…